Seleccionar página

En un primer momento, la reforma consiste en desplazar la puerta que separaba las dos cámaras de la cocina para poder instalar una encimera de punta a punta de la cocina. En el momento de iniciar la obra realizamos unas comprobaciones de la estructura y pudimos ofrecer el derribo de la pared que separaba estas salas, consiguiendo así, una gran cocina sin estreñimiento. La reforma también incluía el desplazamiento de la caldera para ponerla en el interior de un armario de obra existente. La cocina la montáron los profesionales de ARTERAMA