Seleccionar página

En esta obra se nos planteó la remodelación integral de la cocina existente. Así pues, la reforma consistió en el derribo de las baldosas de la pared y el revestimiento con baldosa cerámica en suelo y paredes. Los colores elegidos por el cliente fueron un gris perla en el suelo y blanco en las paredes. Los muebles fueron encargados por una de las empresas con más experiencia en el montaje de mobiliario de cocinas en la ciudad.